Delivery en Chile: Aglomeraciones e incertidumbre de las Dark Stores


La vida en Coronavirus ha generado cambios y consecuencias en diversos ámbitos. Es sabido que uno de los nichos más beneficiados son los apps de Delivery, estos han aumentado un 50% en usuarios mensuales activos (MAU), tal como señaló Uber Eats. Pero no todo ha sido alentador para el Delivery en Chile.

Aglomeraciones en lugares públicos como minimarkets y restaurantes han hecho que el Seremi de Salud se pronuncie por el riesgo sanitario llamándolos a mejorar su sistema de pick-up. Otro hecho ha sido el surgimiento de Dark Stores o Supermercados Virtuales que solamente atienden al público vía app y están en zonas del barrio alto, lo que ha llevado a la alcaldesa Evelyn Matthei a denunciar el hecho presentando recursos judiciales este Jueves 19.

 ¿Cómo han respondido las empresas de delivery, qué acciones se han tomado frente a las acusaciones?

Aglomeraciones: Una vinculación directa a repartidores

Las aglomeraciones son una de las principales eventualidades que afrontan las aplicaciones de Delivery en Chile; el mayor hito en esta materia surgió el 28 de mayo, cuando a raíz del Día de la Hamburguesa se denunciaran aglomeraciones de los repartidores para llevar pedidos en varias partes de la Región Metropolitana.

Días después, Paula Labra, Seremi de Salud Metropolitana citó a empresas de delivery por estas irregularidades, implementando equipos especiales de fiscalización para revisar las condiciones de espera y entrega de platos preparados a repartidores.

Ante la comitiva, los representantes de UberEats, Rappi, PedidosYa y Cornershop se reunieron con las autoridades presentando los protocolos que habían implementado, haciendo énfasis que la aprobación de un pedido no dependía de las plataformas sino de los propios locales o restaurantes. 

Cabe destacar que antes de realizar la reunión, había surgido en Estados Unidos una demanda hacia Amazon por parte de empleados que indicaban que la empresa no había cumplido con medidas de seguridad básica, lo que provocó contagios y la muerte de uno de los colaboradores.

Las empresas de Delivery, aseguraron que los repartidores no tienen relación laboral con las compañías, por lo tanto sólo han recomendado la implementación de ciertos protocolos, más no pueden responsabilizarse por comportamientos particulares.

Si bien, las apps de Delivery expresaron una política transparente en relación a la implementación de buenos protocolos, se evidencia una inminente necesidad de escuchar y vigilar cuáles son los detractores que están amenazando este servicio, dado que afecta en la entrega de pedidos y además genera un cuestionamiento de la confianza que proveen cada una de las plataformas.

Dark Stores: Un formato en alza

Como una tendencia que surgió en Estados Unidos y que ha ido aplicándose paulatinamente en otras partes del mundo, las Dark Stores son locales que no atienden al público y que se enfocan en acercar la mercadería al consumidor, este fenómeno ya ha generado adeptos en el retail, destacando entre ellos a: Líder, Jumbo, Tottus, Sodimac, Falabella y Ripley. De hecho Jumbo ya está construyendo su propio Dark Store en Costanera Center.

A mediados de octubre, la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, acusó a las apps, cuestionando las condiciones laborales de los repartidores y atacando directamente a Pedidos Ya por el funcionamiento de ‘Pedidos Ya Market’, un supermercado virtual que funcionaba en Providencia. Además, criticó puntualmente lo siguiente:

  • Cambio de giro por parte de apps de delivery para arrendar inmuebles y usarlos como bodegas.
  • Presunta evasión de impuestos.
  • Y por último, señaló que realizaría una presentación ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE) .

Frente a esta situación, en los días posteriores algunas aplicaciones de Delivery se pronunciaron:

  •  Pedidos Ya le respondió a la edil alegando que pagaban todos los impuestos que exige la legislación chilena. A su vez, destacaron que el supermercado virtual ha beneficiado a los vecinos de la comuna durante la pandemia, mientras que el proyecto ‘Pedidos Ya market’, contaba con todas la habilitaciones y permisos correspondientes.
  • Uber Eats también salió al paso e indicó que no cuenta con ninguna Dark Store en Chile e hizo énfasis en el cumplimiento de las normativas y en la independencia que ofrecía este recurso para los ciudadanos.

Sumado a las acciones de Matthei, también destacó la reciente preocupación de alcaldes de la zona oriente de Santiago ante la falta de regulación de las aplicaciones de Delivery, principalmente en relación a trabajadores. En este apartado destacó la acción del alcalde de Lo Barnechea, Cristóbal Lira, donde cuentan con una nueva ordenanza donde están registrando a quienes prestan este servicio en la comuna.

Las aglomeraciones son una eventualidad frecuente en el delivery, está implícito que ante algún hito surjan más pedidos y por lo tanto estas situaciones se repitan. No se evidencian respuestas precisas por parte de las aplicaciones de delivery, mientras que las autoridades únicamente reiteran la aplicación de protocolos, esto podría derivar en multas a futuro.

En cuanto a las Dark Stores y los supermercados virtuales, es algo disruptivo para las leyes chilenas, ya que el consumidor obtiene lo que necesita pero el establecimiento socialmente conocido como “supermercado”, no existe siendo en la realidad una moderna bodega, pero bodega bajo los términos de las leyes actuales. El hecho es un buen ejemplo del concepto disruptivo del job-to-be-done de parte de Pedidosya. Dar respuesta a la necesidad del consumidor cambiando formatos y medios, cambiandolos tanto que las leyes no alcanzan a regularizar.

Entonces las apps y otros actores comerciales sólo están buscando satisfacer las necesidades de sus clientes, pese a ello el marco legal se plantea obsoleto ante un panorama donde ya no es necesario asistir a otras tiendas para adquirir un producto, sino que en pro de la inmediatez donde realiza desde un móvil o un clic.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *